El tratamiento de fisioterapia puede ser administrado al paciente en su casa o en la Clínica  Fisiocasa.

El servicio de fisioterapia a domicilio consiste en que el fisioterapeuta, un profesional especializado en el tipo de lesiones que padece el paciente al que va a visitar, se traslada al domicilio del paciente. El profesional va con su camilla portátil y con todo el equipo necesario para llevar a cabo el tratamiento. El paciente, por su parte, únicamente se tiene que encargar de dejar en su domicilio un espacio en el que el fisioterapeuta pueda llevar a cabo su labor. Por otra parte, hay que destacar que cuando se realizan las sesiones de fisioterapia a domicilio, se recibe un servicio netamente personalizado.

No todos los tratamientos de fisioterapia pueden ser tratados en el domicilio del paciente. En efecto, algunas lesiones, patologías y dolencias, por su complejidad, han de ser tratadas haciendo uso de equipos que no pueden ser llevados a casa del paciente, por el tamaño de tales equipos o por varias razones.